CULTURA LANKY

Ajedrez y Pensamiento Matemático

Ya parece lejano el año 2014, en el cual se estableció la justificación académica para implementar el ajedrez como currícula; en aquel momento, una de las ideas que lo llevaron a cabo es que el ajedrez coadyuvará en el área del pensamiento matemático (entre otras más); y si efectivamente el ajedrez tiene aplicaciones concretas de desarrollo del pensamiento matemático.

De grado a grado, los estudiantes van aumentando en el uso de operaciones matemáticas; iniciando desde K3, los estudiantes cuentan y clasifican el número de piezas. También en este grado, los estudiantes conocen los nombres de los “cuadritos”, que en realidad son las primeras ideas del sistema de coordenadas.

Para PF, los estudiantes conocen los valores de las piezas; en donde el Peón vale 1 (el Peón es la unidad), el Caballo vale 3, el Alfil vale 3, la Torre vale 5 y la Dama 9 y el Rey cero; los estudiantes están capacitados para comprender la naturaleza abstracta de estos valores. En PF, los estudiantes registran sus primeros movimientos en el lenguaje de ajedrez, se le conoce como notación de ajedrez y también se le conoce como notación algebraica, esto último por ser un ejercicio de combinación de coordenadas e iniciales de la piezas, además de otros signos propios de las reglas del juego.

Para G1, lo(a)s estudiantes progresan en el registro de una partida; ahora tiene una mayor capacidad de llevar a cabo un registro más preciso, el registro de una partida partida requiere de una atención plena. Lo(a)s estudiantes aplican la habilidad del seguimiento de instrucciones y desarrollan la habilidad de comprender lenguajes matemáticos.

En G2, además de perfeccionar su notación algebraica, la(o)s estudiantes inician la contabilidad material; esto es, que la(o)s estudiantes cuentan, de acuerdo al valor material de las piezas, el total de fuerza que cada bando tiene.

En G3, la(o)s estudiantes inician en el análisis de los elementos material y tiempo; ahora ya son capaces de reconocer y cuantificar la ventaja en ambos elementos; el conteo de material se hace igual que en segundo grado, el grado de dificultad se agrega por que ahora pueden valorar la ventaja, igualdad o desventaja material.

También ahora reconocen la ventaja, igualdad o desventaja en el elemento del tiempo; la(o)s estudiantes aplican el conocimiento de una recta numérica; ahora ya pueden utilizar números negativos, el cero y los números positivos; este conocimiento sirve en ajedrez para indicar cuantos turnos le faltan a uno u otro bando para lograr el plan estratégico del inicio (el plan de apertura).

Para G4, l@s estudiantes deben ser capaces de cuantificar y calificar las diferencias en los elementos: material, tiempo, seguridad del Rey, estructura de Peones y espacio. Ya estamos preparados para iniciarnos en la metodología ajedrecística para comprender una posición.

Finalmente, para G5, se espera que los estudiantes, logren crear planes estratégicos en la fase del medio juego (la fase que sigue a la apertura); para lograr esto, los estudiantes deben ser capaces de comprender una posición identificando las ventajas, desventajas o igualdad que existe en cada uno de los elementos del juego (material, tiempo, seguridad del Rey, estructura de Peones y espacio).

Todo el ejercicio del pensamiento ajedrecístico se aplica ahora: análisis, valoración, planeación, jugadas candidatas (movimientos que llevan a cabo el plan), cálculo de variantes (sólo se calculan las jugadas candidatas) elección y ejecución (finalmente mover).

Otro aspecto que se desarrolla y se perfecciona a lo largo de su paso curricular en ajedrez es el que tiene que ver con las capturas, la(o)s estudiantes constantemente están calculando los intercambios de acuerdo al valor de las piezas; ejemplos:
-Su Alfil está atacando mi Torre; su Alfil vale 3 y mi Torre vale 5; si permito este intercambio perdería 2 Peones.
– Estoy atacando con mi Peón su Caballo, si no quita se Caballo perdera material (dos Peones).
– Su Caballo ataca mi Alfil, mi Alfil está protegido, no hay amenaza de perdida material con este intercambio de piezas.

También desde G3 hasta G5 (primaria alta) está el concepto de fuerzas de ataque versus fuerzas de defensa; de acuerdo con esto, la(o)s aplican el concepto de punto débil (una pieza no protegida), para eliminar el punto débil, la(o)s estudiantes deben agregar un defensor, para convertir nuevamente en punto débil la(o)s estudiantes deben agregar un atacante y así sucesivamente; sin embargo, no lo único que se debe atender, también se debe aplicar cuidado para reconocer que pieza debe comer primero y cuál después.

Ejemplo: Mi oponente está atacando mi Peón con un Peón y un Caballo, yo lo estoy defendiendo con dos Peones; él (ella) debería comer primero con el Peón y luego con el Caballo; pero no le convine hacer la segunda captura (con el Caballo) por que el se comería un Peón (valor 1) y yo me comería un Caballo (valor 3)

Así, la experiencia revela que en efecto, el ajedrez coadyuva al pensamiento matemático. La(o)s estudiantes ejercitan constantemente operaciones de suma y resta por efecto de los valores de las piezas. Y la(o)s estudiantes analizan determinados elementos observando cuidadosamente y para identificar y cuantificar la ventaja, desventaja o igualdad en determinado elemento.

Omar Coronel

Omar Coronel

Profesor de Ajedrez

× Contáctanos
X