Innovamat y las herramientas manipulativas

LANKY NEWS SITE

Los estudiantes en primero y segundo grado de primaria logran desarrollar una comprensión de los algoritmos matemáticos tradicionales y las habilidades asociadas mediante una combinación de sesiones matemáticas estructuradas en tres ejes: Laboratorio de los números, Aventuras y App. En estas sesiones, el uso de material manipulativo les ayuda a comprender el sentido de las operaciones matemáticas, como el conteo, la geometría y la estadística, entre otros.
Durante nuestras sesiones, los estudiantes trabajan con los contenidos de numeración y cálculo que son la base de la comprensión numérica. Utilizan materiales manipulativos, que les ayudan a entender que los números representan cantidades y comienzan a establecer las bases del valor posicional, que es crucial para comprender los algoritmos tradicionales.
Al introducir estos algoritmos de suma y resta, los estudiantes usan herramientas como ábacos, bloques “base diez”, tarjetas de números y cubos encajables, entre otros, para representar visualmente las operaciones. Por ejemplo, al sumar los alumnos apilan bloques para ver cómo se ‘construye’ un número más grande, y al restar, retiran bloques para ‘descomponer’ el número en una cantidad menor. Este método de manipular objetos les permite observar físicamente la operación matemática, facilitando así una comprensión más profunda de lo que significa quitar y agregar (sumar o restar).
En el caso de la geometría, utilizar formas manipulables les permite explorar cómo las formas se unen para formar otras más grandes o cómo se descomponen en formas más pequeñas, identifican diferencias y similitudes entre figuras, emplean información para completar rompecabezas de bloques, describen la ubicación en un plano y comienzan a entender conceptos como rotación, simetría y fracciones de una manera táctil y visual.
Para la estadística, aunque en un nivel muy básico, los niños pueden clasificar y contar objetos y después registrar sus hallazgos utilizando gráficos y tablas sencillas. Esto les enseña a organizar e interpretar datos, una habilidad fundamental para el pensamiento crítico y analítico.
Es así que, la clave para trabajar con alumnos de primero y segundo grado, es fomentar actividades interactivas, que les permitan descubrir, explorar y razonar por sí mismos. En cada sesión es importante motivar a los estudiantes a hablar sobre lo que están haciendo y por qué, ayudándoles a desarrollar no solo habilidades matemáticas, sino también habilidades de comunicación.
Por lo tanto, al centrarnos en el aprendizaje práctico y alentar a los estudiantes a manipular, experimentar y discutir, es la base para que ellos puedan construir una base sólida en matemáticas que les servirá a lo largo de toda su educación. Estas experiencias iniciales son cruciales para desarrollar aprendizajes significativos, que tengan sentido para ellos.

María Alejandra Palacios

María Alejandra Palacios

Maestra de matemáticas

Previous slide
Next slide
× Contáctanos
X